Inteligencia Emocional y el Manejo de las Emociones

Por: Henry Sánchez Rondón

  Que bueno tener la oportunidad de conocer    las emociones y lograr reconocerlas con sus diferentes consecuencias en nosotros mismos y en las demás personas. Es una habilidad indispensable para la vida diaria; si no contamos con ella podemos ser frágiles o estar dispuesto a equivocarnos en cuanto a nosotros mismos y los otros.

Debemos tener en cuenta que a diario experimentamos emociones como la ira, el miedo, la felicidad, el amor, la sorpresa, el disgusto, la tristeza, la vergüenza, la culpa, los celos, la apatía y la envidia entre otras, advertencias que se nos presentan en los estados internos, pero al reconocerlos o interpretarlos a tiempo pueden ser guía para el control y manejo de las emociones.

En ocasiones es bien difícil identificar que se experimenta en una emoción, a veces no se reconoce, nos percibimos diferentes pero no le damos un nombre a eso que sentimos. Al no reconocer la emoción, resulta complicado su manejo y se puede expresar en conductas poco adaptables que incluso llegan a afectar el bienestar físico, emocional y social.

A pesar de la necesidad de dar atención a nuestras emociones, por el ritmo de la vida moderna difícilmente se reflexiona sobre lo que sentimos. Se requiere de tiempo para la introspección, esto quiere decir ver dentro de uno mismo e identificar lo que sucede.

Importante reconocer nuestras emociones, fundamental aprender a manejarlas y a no disimularlas, puesto que tratar de reprimir los sentimientos sólo con la fuerza de voluntad no resulta de mucha ayuda y puede ser contraproducente.

Con el manejo de las emociones obtenemos una conexión más fácil con los sentimientos que las origina, de esta forma es más rápido identificar nuestras fortalezas y habilidades. Lo que permite hacer frente a los retos y a las dificultades que la vida nos presenta  y poder actuar con mayor asertividad

¿Cómo reconocer nuestras emociones?

Reconocer las emociones es poder integrar lo que sentimos dentro de nuestro pensamiento y considerar su complejidad.

Las emociones y los pensamientos se encuentran entrelazados, si sabemos utilizarlos en beneficio del pensamiento, ayudan a razonar de forma más inteligente y tomar mejores decisiones.

Tras su reconocimiento, empezamos a descubrir que dominar nuestras emociones y hacerlas participes de nuestros pensamientos favorece una adaptación adecuada a nuestro entorno.

Gracias a la conexión entre las emociones y nuestra forma de pensar logramos focalizar la atención en los problemas verdaderamente importantes, facilita recordar eventos emotivos, formamos juicios sobre cómo nos sentimos y, en función de nuestros sentimientos, respondemos de manera diferente ante un mismo problema.

El “cómo nos sentimos” determinará nuestros pensamientos subsecuentes, podrá influir en la creatividad y los logros en el trabajo, delineará nuestra forma de razonar y afectará nuestra capacidad diaria de deducción lógica, es decir, que las gentes estén felices o tristes, enojados o eufóricos, o bien que establezcan un uso adecuado del reconocimiento, la comprensión y la regulación de sus emociones.

Así, la regulación emocional consiste en dirigir y manejar las emociones tanto positivas como negativas de forma eficaz. Sin embargo, existen personas con una gran capacidad de percepción emocional pero que requieren de habilidades para su comprensión y regulación.

Se puede encontrar a personas muy hábiles en la comprensión y la regulación de sus emociones y equilibradas emocionalmente, pero con pocos recursos para relacionarse con los demás. Lo contrario también ocurre, pues hay individuos con una gran capacidad empática para comprender a los demás, pero son poco eficaces para el reconocimiento y la comprensión de sus propias emociones, y de la misma manera les resulta difícil la regulación emocional.

Esta entrada fue publicada en estados emocionales, habilidades emocionales, inteligencia emocional. Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a Inteligencia Emocional y el Manejo de las Emociones

  1. M dijo:

    Estimado señor Rondon, le agradesco sus ilustraciones de la inteligencia emocional de hecho me identifico en el grupo de las personas empaticas para comprender a los demás, pero me resulta dificil reconocer y comprender mis propias emociones y por ende la regulación emocional, no se si debería ser mas tolerante o paciente quizas u otra virtud, pienso yo, agradedería me oriente por favor. un abrazo.

    MERCEDES

    Me gusta

    • Mercedes gracias por entrar a inteligenciaemocionalpnlt, que bueno que tienes esa gran fortaleza por ser una persona empatica. En referencia a reconocer y comprender tus emociones, es importante que le prestes mucha atención a tus emociones y comienza a identificarlas y reconocer cuándo son beneficiosas y cuándo pueden hacerte daño. Hay cinco elementos importantes de la Inteligencia Emocional.
      1. Reconocer las propias emociones.
      2. Saber manejar las propias emociones
      3.Utilizar el potencial existente esto es aprender a motivarse, a no desfallecer en las tareas que se imponga, a ser tenaz y constante y disfrutar de lo que está haciendo.
      4.Saber ponerse en lugar de los demás, reaprender a tener empatía, ponerse en el lugar de otro.
      5. Crear relaciones sociales. o sea saber trabajar y participar en ambientes con otras personas.
      Las emociones, pueden ser beneficiosas o perjudiciales para nuestro cuerpo y nuestro cerebro. Saludos . Henry Sánchez Rondón

      Me gusta

  2. laure7 dijo:

    Excelente aporte Global!!!

    …¿ entonces que factores determinan el indice de inteligencia emocional de manera particular? por que a unos se les facilitan más??? la genetica influye a caso????

    Me gusta

    • Laure gracias por entrar a mi blog, en referencia a los factores que inciden en el indice de la I.E. están planteados por Goleman en los cinco componentes de la I.E. que aparecen en mi último artículo. Por supuesto se determina también por muchos aspectos que parten de las creencias, el entorno, y habría que revisar la niñez que carencias existieron, partiendo de las afectivas. Allí también se determina el proceso de aprendizaje en la persona e influye notablemente en algunas destrezas y habilidades en el aprendizaje, lo cual puede que se le faciliten más o menos. En relación a la genetica nada que ver con la I.E. Bruce Lipton manifiesta que lo que condiciona a todo organismo vivo es su entorno físico y energetico y no su carga genetica, somos más dependientes del medio ambiente que de los genes. Saludos. Henry Sánchez Rondón

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s